Esmaltado por vía húmeda

Esmaltado por vía húmeda

El esmaltado por vía húmeda consiste en aplicar el esmalte a la pieza en forma líquida. Existen múltiples opciones que se pueden utilizar para aplicar el esmalte mediante este proceso:

Aplicación por inmersión: Este método consiste en sumergir la pieza que se desea esmaltar en una barbotina de esmalte, con una densidad y una viscosidad adecuadas. A continuación, las piezas se suspenden de forma que permita el escurrido del exceso de esmalte depositado, obteniéndo así el espesor de esmalte necesario.

Flow coating: Consiste en pulverizar el esmalte sobre toda la superficie de la pieza con uno o varios chorros circulares. La aplicación suele ser mediante pistolas neumáticas.

Al igual que en el esmaltado mediante electrostática, el resultado es un revestimiento uniforme, de alta calidad, adherido a la superficie, atractivo y duradero.